El ocaso de Sears y el fin de una época

12 de Octubre de 2018 - Destacados

The Wall Street Journal publicó el martes que Sears Holdings Corp. podría declararse en bancarrota esta semana. Sus más de $ 130 millones en deuda tienen la culpa.

Aparentemente es una noticia más, pero si usted mira en el retrovisor, hacia la historia del retail, comprenderá que es una de las noticias más importantes de las últimas décadas. Las revistas especializadas, los titulares de la prensa, estarán pendientes de otras noticias, de otros lugares.

Miren, para comprender el retail actual hay que conocer la historia de Sears y su mastodóntico, brutal, apabullador legado. Si usted pregunta cuál es la empresa que más influyó en Jeff Bezos, o en Jack Ma, Amazon o Alibaba, la respuesta debe ser Sears. Si les cuentan otra historia, parte del desconocimiento.

Si les preguntan por la empresa que más influyó en Sam Walton, Walmart, ésta se llama Sears. Y por supuesto, Sears influyó en Macy´s, El Corte inglés, Lafayette, Harrod´s…. Al lado de Sears, en términos de historia, todos esos gigantes del retail nanoempequeñecen.

No se lo van a contar, les estarán contando otras cosas aparentemente más urgentes, pero la noticia de que Sears está a punto de declararse en bancarota, es una de las noticias más importantes de la historia del retail.

Espero que hoy, alguien lea WSJ, o lea (modestamente lo digo) este blog y escriba sobre la importancia real de esta noticia. Algunos lo harán mañana.

Hoy Sears empalidece, y sus 900 tiendas son un legado triste de lo que un día fueron. Si cae Sears cae una época, una era. Les seguirán hablando de Amazon, de Alibaba, de la tienda del futuro, pero el comienzo oficial de la caída de Sears, por simbólico, es la noticia que cierra una era que dura más de un siglo. Concretamente más de 130 años.

Sears fue durante décadas el retailer más grande del mundo, aunque ahora se hayan olvidado de él la mayoría de los medios especializados y las consultoras.

Era áun el siglo XIX cuando empezó a desarrollar su negocio, enviado pedidos por correo, y aunque antes que ellos ya había muchas empresas que se dedicaban a la venta por catálogo, Sears lo llevó hasta a un nivel estratosférico. El catálogo Sears, Roebuck es uno de los iconos de la historia del retail. El correo era un internet antes de internet. Pueden decir en voz alta y sin ningún tipo de complejo que Sears inventó Amazon y Alibaba, crearon los cimientos para que fueran posibles. Si les cuentan que Amazon y Alibaba descubrieron eso de la hiperconveniencia ,o eso de hacer llegar cosas a tu casa, es que desconocen la historia. Sears lleva décadas y décadas llevando todo tipo de artículos a los hogares norteamericanos

Al igual que Amazon, comenzó con una sola categoría de productos: relojes, en lugar de libros.Y como Amazon comenzó a diversificar y a vender de casi todo. Mucho antes de que las revistas nos dijeran que Amazon inventó eso de “un lugar donde puedes comprar todo lo que se pueda comprar”, Sears ya se promocionaba como una tienda donde podías comprar TODO, y a precios baratos. Sears vendía desde relojes, hasta tumbas, camisas, harina, frijoles, o automóviles.

En la década entre 1895 y 1905, los ingresos de Sears aumentaron de aproximadamente $ 750,000 a aproximadamente $ 38 millones. Esa progresión en una década, es muy superior a la progresión que ha tenido Amazon en la última década, si usted extrapola los números de entonces a ahora.

A principios del siglo XX, el catálogo de Sears se había vinculado tanto con la psique estadounidense que el gobierno comenzó a utilizarlo con fines de propaganda. Durante las Guerras Mundiales, miles de catálogos fueron enviados a soldados estadounidenses en el frente y convalecientes en hospitales extranjeros para que se sintieran como en casa. Franklin Roosevelt dijo que la mejor manera de combatir el comunismo era darles una buena porción del capitalismo en forma de catálogos de Sears.

Ahora que se sorprenden con que unas empresas de comercio electrónico se metan en el fregado de distribuir alimentos a las casas de los consumidores, evidentemente no conocen la historia. Eso lo hacía ya Sears y otras empresas hace un siglo. Sears, hace 10 décadas, ya distribuía todo tipo de comida envasada, y en los años 20 fueron pioneros ya que su catálogo ofrecía una amplia variedad de alimentos étnicos para atender a la creciente población de inmigrantes de Estados Unidos.

En la década de los veinte, hizo algo que dejó a todos boquiabiertos: abrió una tienda física. Las primeras tiendas Sears se abrieron en los almacenes de pedidos por correo existentes de la empresa. Pero poco a poco empezó a abrir tiendas en suburbios, cerca de donde vivían sus clientes.

Las tiendas de Sears no eran lujosas. Sears era el lumpen, mirado por encima del hombro por los representantes de ese retail con corbata y genuflexión. Por eso le gustaba a los más jóvenes. Y a los más modernos. Y a los más inconformistas.

En 1929 ya había 300 tiendas físicas de Sears, de una empresa de venta por catálogo. Increíble. Y abrieron en las ciudades del sur, suroeste y oeste.

Cuando los demás caían en el 29, y los años posteriores, Sears creció. Y usó algo que no ha sido estudiado lo suficiente desde mi punto de vista, por los expertos del markéting actual, la estética del ahorro de Sears. Los demás siguieron vendiendo moda durante la recesión, Sears vendió ropa práctica.

1931, en medio de la Gran Depresión, el catálogo y los negocios minoristas de Sears generaron ganancias anuales de más de $ 2.5 mil millones. Las ventas de la compañía representaron más del 1 por ciento del producto nacional bruto de los Estados Unidos.

Sears, como Amazon, pero 7 décadas antes, empezó a diversificar: comenzó a vender seguros de automóviles bajo la marca Allstate.

En los 50 Sears ya tenía 700 tiendas físicas, algo que era impensable en una empresa que había nacido en el envío de cosas por correo. Sears sabía que el retail durante décadas, por mucho que se vendiera por catálog, se vendería sobre todo en tienda física. Por cierto, acudan a algunos artículos de 1931, y 1932 en los principales periódicos de la época, donde se intuye que la venta por catálogo terminará con las tiendas físicas. Uno comprueba que casi un siglo despúes los biznietos de aquello holligans del apocalypse siguen vivos y cansinamente recordándonos que lo de las tiendas físicas tiene fecha definitiva: mañana,

Sears salió de Estados unidos y abrió tiendas en la Ciudad de México en 1947 y en Canadá en 1952 . Sears y sus rivales JC Penney y Montgomery Ward, capturaron el 43 por ciento de todas las ventas en tiendas por departamento en 1975.

Tuvimos que esperar casi 6 décadas para que Walmart superara a Sears como el retailer más grande del planeta Tierra. Ahora, hace dos años, Alibaba superó a Walmart en GMV.

Desde entonces, Sears comenzó su lenta caída, Intentó tener éxito en otros sectores, seguros, servicios financieros, tiendas de descuentos. Lo intentó con la tecnología. Lo intentó con sus tarjetas de crédito. Pero ya era tarde, los norteamericanos ya veían a Sears como algo de su pasado. Recordaban las huelgas de sus trabajadores, peor pagados que la competencia. Recordaban los boicots afroamericanos contra Sears en la década de 1930 por prácticas racistas en la contratación. Recuerdan las luchas de los activistas por los derechos de la mujer en su empresa en la década de los sesenta. Recuerdan el “Caso Sears” de 1986, La Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo acusó de discriminación contra las mujeres, que había sido rechazada para lucrativos puestos de trabajo de ventas por encargo en departamentos tradicionalmente masculinos. Recuerdan que todo el país estuvo pendiente de aquello.

Y sobre todo recuerdan que década tras década, el tiempo pasaba fuera, y cuando uno entraba en las tiendas de Sears tenía la sensación que el tiempo no había pasado ahí adentro. Y eso, en muchos casos, en el retail es una patente de muerte futura.

Esta semana puede cofirmarse la bancarota de Sears. Puede confirmarse el comienzo del fin definitivo de una época.

Autor: Laureano Turienzo / Fuente: Retail News Trends

Mas destacados...

-Internet corre el riesgo de fracturarse

La mayoría de nosotros hemos vivido con el Internet, a través de su aplicación más...

-Bancos centrales, en el ‘ojo de la tormenta’ política

La tribu tecnocrática de banqueros centrales enfrenta un intenso escrutinio político que no se ha...

-Whatsapp sale a competir con Mercado Libre con servicio de pagos online

WhatsApp tuvo un año plagado de novedades, con nuevas funcionalidades y herramientas. Ahora, la herramienta...

-Saxo Bank: Diez predicciones poco probables pero que vale la pena tener en cuenta

Una recesión en Alemania, la posibilidad de una condonación generalizada de la deuda para salvar...

-La guerra comercial por los aranceles está dejando víctimas inocentes

Creer que las tarifas son un impuesto sobre países extranjeros es como creer que los...

-Consumidores gastan más en tiendas que tienen un propósito

Las tiendas que tienen un fuerte propósito están un paso adelante para conquistar a los...

-Cómo evolucionó el comercio electrónico en América Latina durante el Black Friday

El Black Friday, definitivamente, ha llegado a la región para quedarse, y año tras año...

-La transformacion del retail según Cencosud.

En su memoria anual de resultados 2017 el presidente de Cencosud señor Horst Paulmann hace...

Anteriores...